CARTA A LOS ALUMNOS DE DE BACHILLERATO

¡Hola a todos/as!

Después de una semana juntos en Portugal, hemos querido dedicaros una entrada en nuestra web, enviándoos este mensaje.

Hemos compartido horas y horas de bus, comido sopa casi diariamente, visitado palacios y conventos de Caballeros templarios, acantilados (vale, sí, no hemos pillado la ola de 30 metros pero el viento nos despejó a todos las ideas), hemos alucinado con las dimensiones del Santuario de Fátima (y nos bañamos con el diluvió que nos cayó en plena visita), casi todos logramos encontrar el supermercado que nos recomendó la guía (incluso teniendo un ALDI a 20 metros del hotel), compartimos risas y algunas confesiones que siempre dan vidilla a estos viajes… Hemos paseado por Lisboa, tierra de descubridores, por Sintra, Cascais, Tomar… empapándonos de la cultura de nuestro país vecino. 

Y, ¿sabéis qué? Creemos que lo más bonito del viaje habéis sido vosotros.

No os vamos a mentir… Teníamos muchas ganas de acompañaros, pero, ser profes y acompañar un viaje de estudios siempre genera cierta tensión, sin duda porque supone mucha responsabilidad, y chicos… lo habéis puesto muy fácil todo. Teníamos claro que el objetivo era pasar una semana agradable, divertida, disfrutando de viajar juntos, y lo hemos conseguido. Pero además, con responsabilidad, puntualidad, atención, flexibilidad, paciencia, sensibilidad hacia el resto del grupo… Os habéis cuidado y eso, nos ha hecho muy felices. 

Es más, nos hace sentir tremendamente orgullosos de vosotros y de nuestra labor docente, compartida por supuesto con todos nuestros compañeros y compañeras profes del cole, especialmente vuestros tutores.

Todas estas emociones, aunque os felicitamos en el autobús, necesitábamos compartirlas con vosotros. 

Gracias por estos días, y por los que vendrán, en las clases, en los pasillos, en otros viajes. Por los días en los que no nos salgan las cosas tan bien, nos enfademos, surjan malentendidos… y por los que todo vuelva a salir perfecto. Por seguir aprendiendo juntos.

Un fuerte abrazo y ¡felices vacaciones de Semana Santa!

Rebeca e Iván