NECROLÓGICA

El pasado 2 de enero el corazón de Agustín Liñán, miembro de nuestra comunidad educativa, dejó de latir.

Han sido 15 años dedicados a sus tareas de mantenimiento en nuestro colegio.

 

Lo recordaremos recibiéndonos por las mañanas, subido a una escalera, arreglando cualquier desperfecto, atendiendo necesidades…

 

Hoy queremos dar gracias por tu vida, por tu paso por las nuestras.

 

Gracias por tu trabajo, tu disponibilidad, tu sencillez, tu bondad y gracias también por tu sentido del humor.

 

Dejas un vacío entre nosotros, te recordaremos.