CARTA ABIERTA A LOS TRIPULANTES DE ESTE BARCO

Seguramente habéis oído hablar de la nueva normalidad en los colegios...

Plan de Contingencia, seguridad e higiene, grupos GEC, en definitiva, una educación a la que, a priori, no estábamos acostumbrados. Con ella parece que el ambiente es más distante, pero… ¿Qué pasa con las personas a bordo de este, nuestro barco?

Nada más allá de la realidad. Lo que vemos cada día en el colegio es que los alumnos se han adaptado, con actitud positiva, a las nuevas circunstancias, cumpliendo con las normas como futuros agentes de cambio. Ellos son ese viento que entra por la popa y permite al barco avanzar.

Los profesores sentimos la necesidad y las ganas de reinventarnos con creatividad y motivación, para que el alumnado siga su proceso de desarrollo integral como personas. Perseguimos, cual marineros en travesía, nuevos contextos y espacios de aprendizaje aprovechables para el alumnado, con el fin de izar la vela y disponernos a navegar. 

 
     

También especial mención merece el PAS (Personal de Administración y Servicios), esas personas que sostienen el engranaje desde dentro, que llevan consigo una gran labor de gestión y adaptación a todas las contingencias posibles, ellos son una parte fundamental de esta nave.

Y, como no, las familias, involucradas en todo momento, tendiendo la mano en cualquier circunstancia. Ellas mismas han manifestado la importancia de remar juntos en esta situación, tendiendo puentes entre el aula y el contexto cercano al centro, con el fin de llegar a buen puerto. 

Agradecer a nuestro Equipo Directivo, la hoja de ruta planteada tras el vasto análisis de las cartas de navegación normativas, su impulso e iniciativa hacen que el barco mantenga el rumbo y la ilusión de los navegantes.

Con todo, hemos querido dar voz a los diferentes agentes de la Comunidad Educativa, con el fin de transmitir un mensaje de tranquilidad sobre la labor y el gran trabajo que todos, en equipo, estamos llevando a cabo. 

Gracias a todos, de corazón.