CELEBRAMOS LA FIESTA DE LA NIÑA MARÍA

Las tradiciones son uno de los elementos básicos que constituyen la identidad de un grupo y que ayudan a transmitirla de generación en generación. 

 

La celebración de la fiesta de la Presentación de la Niña María es una de esas tradiciones que se inició en nuestros orígenes (1610) y aún hoy la tenemos vigente, con diferentes formas de celebrarla y expresarla, pero con un sentido común de significación: María Nuestra Señora, siempre presente en los proyectos de la Compañía de María.

Esta fiesta que celebramos en los colegios nos recuerda la presentación de María en el templo, siendo ésta muy niña.

Aquí puedes ver un video para conocer mejor nuestra fiesta.

     

Así surgió esta fiesta en la historia de la Compañía de María:

Acaba de empezar el segundo curso en la Escuela de la Compañía de María en Burdeos. Estamos en el año 1610.  Se acerca el 21 de noviembre, el día en que la Iglesia celebra la Fiesta de la Presentación de María  en el Templo.

Esa idea de Juana de Lestonnac de abrir las puertas a la educación de las mujeres ha tenido éxito. Muchas niñas de la ciudad llenan la escuela; son los primeros frutos de una cosecha que ella intuye muy abundante.

¿Por qué no ofrecer los frutos de tantos esfuerzos a Dios como lo había hecho el pueblo de Israel y ahora lo hacía la Iglesia?

Lo comunica a sus compañeras y con ilusión preparan la fiesta.

A primera hora de la mañana del 21 de noviembre se abre la puerta de la escuela y salen de ella las niñas en fila de dos: en una mano llevan un cirio y acompañan una imagen de la Virgen María, llevada por las alumnas mayores. Se celebra la Eucaristía y las niñas hacen ofrendas de flores como expresión del ofrecimiento de su persona. El resto del día es día de fiesta.

Desde ese momento, Santa Juana quiso que en todas sus escuelas, cada año, se celebrara esta fiesta. Muchas antiguas alumnas la recuerdan como el día de la Niña María”